PROBLEMAS DEL APARATO DIGESTIVO

Signos que indican un problema en el aparato digestivo

Sangrado

Es la pérdida de sangre y puede ocurrir dentro del cuerpo (interna) o por fuera de éste (externa).

Distensión

Es una afección en la que el abdomen se siente lleno y apretado y  puede estar visiblemente hinchado.

Estreñimiento

Es una afección que se define como la característica de tener una deposición menos de tres veces a la semana. Con frecuencia, está asociada con heces duras o difíciles de evacuar.

Los patrones normales de las deposiciones varían ampliamente de una persona a otra. Cuando las heces son infrecuentes o requieren de un esfuerzo considerable para su evacuación, uno tiene estreñimiento.

Diarrea

Es la presencia de heces acuosas, sueltas y frecuentes. Se considera crónica cuando se ha presentado este cuadro durante más de 4 semanas. En bebés y niños puede causar deshidratación peligrosa muy rápidamente. En cambio, la diarrea en los adultos suele ser leve y desaparece de manera rápida sin complicaciones. La causa más común es una gastroenteritis viral o una gastroenteritis vírica epidémica.

Acidez gástrica

Es una sensación de ardor que generalmente proviene del esófago.
Casi todos experimentamos acidez gástrica alguna vez, pero si es frecuente y continuo, quizá indique una enfermedad de reflujo gastroesofágico.
En la digestión, cuando el alimento entra al estómago, una banda de músculos del final del esófago, cierra esa parte. Si no se cierra bien, los contenidos del estómago se devuelven hacia el esófago, a esto se llama reflujo y causa mucha acidez.

Náuseas y vómitos

Náusea es la sensación de tener la urgencia de vomitar. Vomitar es forzar los contenidos del estómago a subir a través del esófago y ser expulsados hacia afuera de la boca.
Las causas que pueden desencadenar el vómito son numerosas y van desde una migraña  hasta los cálculos renales, aunque generalmente se debe a una infección gastrointestinal viral.

Dolor en el abdomen

Es el dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle, en la región abdominal. Es común que todas las personas padezcan alguna vez este síntoma, y la mayoría de las veces, no es causado por un problema serio de salud.
El dolor se puede originar en el estómago, la parte final del esófago, el intestino grueso y delgado, el hígado, la vesícula, el páncreas, el apéndice, los riñones o el bazo.

Problemas para deglutir

Es la sensación de que el alimento se atora en la garganta o desde el cuello hacia abajo La deglución es un acto que involucra la boca, la garganta y el esófago, que lleva el alimento hasta el estómago. Los problemas en cualquiera de estos puntos, pueden provocar dificultad para deglutir.