ARTROSIS DE RODILLA

 

 

 

La "favorita de la artrosis", la articulación de la rodilla

 

La artrosis, o desgaste de la articulación de la rodilla, es una enfermedad dolorosa, no inflamatoria, irreversible degenerativa de la articulación de la rodilla causada por un desgaste del cartílago articular.

 

La artrosis de rodilla es una lesión común, que puede causar mucho dolor y que afecta principalmente a personas mayores de 50 años.

 

Causas de la artrosis de la rodilla

 

Las causas principales de la artrosis de la rodilla son:

 

  • Trauma durante actividades deportivas y recreativas

  • Sobrecarga por trabajo físico duro

  • Una deformidad congénita de las articulaciones

  • Trastornos metabólicos

  • Sobrepeso

 

La articulación de la rodilla une el fémur con la tibia. Los extremos de ambos huesos están cubiertos de cartílago y se mantienen unidos mediante una cápsula articular. Los músculos, ligamentos y tendones aseguran la estabilidad de la articulación de la rodilla.

 

Aún en caso de artrosis no se recomienda inmovilizar la articulación, porque el cartílago articular solamente puede nutrirse adecuadamente cuando la articulación se mueve. Para ello son adecuados los deportes más cuidadosos con las articulaciones, como por ejemplo la natación, en la que la articulación se mueve pero no se somete a esfuerzo.

 

Para no sobrecargar aún más las articulaciones, es importante reducir el exceso de peso. Por ejemplo, una pérdida de 5,5 kg reduce a la mitad la probabilidad de sufrir una artrosis de rodilla.

 

Los siguientes deportes son especialmente adecuados para pacientes con artrosis de rodilla (gonartrosis):

 

  • Ciclismo: el ejercicio en bicicleta, incluso en casa en una bicicleta estática, es un deporte especialmente adecuado para los pacientes con gonartrosis, puesto que la rodilla se somete a un movimiento regular sin que tenga que soportar el peso del cuerpo. Utilice siempre marchas cortas, para que la rodilla haga el mínimo esfuerzo. Ajuste el sillín de forma que los talones queden justo sobre los pedales.

  • Andar: para las personas con artrosis de rodilla andar es una buena alternativa a correr, porque al andar el esfuerzo de las articulaciones es menor (correr: 2,5-3 veces el peso del cuerpo; andar 1,0-1,5 veces el peso del cuerpo). Es importante llevar suelas con la protección adecuada y un buen sistema de amortiguación. Son mejores los suelos del bosque, los caminos de tierra y los de arena que el suelo de asfalto.

  • Aquajogging: para los pacientes con artrosis el movimiento dentro del agua es recomendable, porque el soporte del agua reduce mucho el esfuerzo de las articulaciones. También es bueno que la temperatura del agua esté a unos 30º C. El aquajogging con chaleco salvavidas también es un entrenamiento adecuado para la artrosis. El soporte del agua descarga completamente las articulaciones y a la vez entrena la musculatura. También tiene efectos positivos sobre el sistema cardiovascular y el metabolismo.

  • Natación: también la natación es muy adecuada para los pacientes de artrosis gracias al soporte del agua. Para los pacientes con gonartrosis el estilo de natación más adecuado es el crol.  El movimiento de la musculatura de la pierna al nadar a crol es más adecuado para la artrosis de la rodilla que nadar a braza, con su movimiento de tijera. Al nadar también se recomienda una temperatura del agua elevada.

 

Tratamiento biológico

 

Los analgésicos y los antiinflamatorios químicos sólo combaten los síntomas de la artrosis, no su causa. a  diferencia de los tratamientos biológicos  que  cambian la progresión de la enfermedad opteniendo realmente mejoría en funsión y movimiento

 

Los medicamentos protectores o estimulantes de los cartílagos ayudan en la fase inicial cuando todavía existe tejido articular vivo. Cuando aparece una inflamación aguda en una artrosis de rodilla, los medicamentos homeopáticos personalizados , son parte de la solución puede evitar tener que llegar a un proceso quirúrgico.

 

La administración de PSP ( CELULAS MADRE ) en la articulación de la rodilla tiene un efecto REPARADOR y proporciona un alivio prolongado a los pacientes. La utilidad de este tratamiento se ha demostrado con muchos estudios.
El Dr. Alerjandro Smith responde algunas preguntas que nos interezan respecto a esta enfermedad

- Además de la artrosis ¿qué otras causas provocan dolor de rodilla?

Muy variadas en su etiología o causas, pero es difícil de diferenciar entre ellas por ser -a veces- muy parecidos los tipos de dolores, ya sea que vengan en relación a un menisco roto o sólo inflamado (causa frecuente). Pero también hay causas menos frecuentes, como por ejemplo, disfuncionales, sobre todo de la rótula y tendones. Y también de enfermedades agudas y crónicas de la sinovial (membrana que recubre la rodilla por dentro).

- La edad es un factor de aparición de la artrosis, ¿qué otros factores influyen?

La artrosis no es desgaste por uso, es un desgaste anormal que aparece más frecuente después de la quinta década de vida. Otros factores que predisponen son :


- Se dice que los problemas de rodilla son más comunes en hombres jóvenes, pero que ataca más a mujeres de edad avanzada ¿Por qué?

Es así, los hombres jóvenes están expuestos a más traumatismo (deportivo, laboral) y las mujeres mayores al sedentarismo y cambios hormonales.

- La actividad física es un factor protector, ¿qué otros factores pueden ayudar a prevenir la aparición?

Además del ejercicio terapéutico, el control del peso corporal y algunas medidas nutricionales.


- ¿Cuáles son los síntomas que debe tener en cuenta una persona para consultar por dolor de rodillas?

Ante cualquier dolor que tiende a repetirse, aunque no sea constante, es recomendable una evaluación, porque cuando es permanente y más intenso puede ser tarde para solucionar el problema